Espacio Publicitario Aquí

Ser feliz, el mejor negocio que puedes emprender

la felicidad tan fácil como saber elegir

Si representamos a la felicidad como un objetivo que deseamos alcanzar y le asignamos un porcentaje, tendríamos un 100% ahora bien, ¿qué hacer para lograr ese objetivo?. Dentro de éste gran documental se nos presenta que el 40% de lo que compone alcanzar la felicidad se encuentra tan al alcance de nuestras manos que es sorprendente que asignemos a factores externos lo que corresponde a nosotros mismos.

Pero y ¿cómo afecta ese 40% los negocios y/o emprendimientos que realizamos?… 

si emprender y lo que conlleva hacer es una actividad que decides hacer, puede que contribuya a tu felicidad más de lo que parece

Debo admitirlo, me encantan los documentales, considero que son obras maestras, no importando si se realizan con mejores técnicas cinematográficas, los mejores efectos, tecnología de punta, etc.  Con solo el hecho de apasionarte por un tema específico a tal grado de investigarlo e ir al campo para comprobar hipótesis creo que es importante tomarse el tiempo para buscar algún documental que nos interese y poder dedicar el tiempo para verlo.

Dentro de esa búsqueda encontré el documental titulado Happy en la plataforma Netflix súper recomendable, acá te detallo la forma en la que podemos aplicarlo a la realización de una idea de negocio o emprendimiento, a tal forma de convertirlo en un negocio rentable:

Trailer:

El mejor negocio, elegir lo que verdaderamente disfrutas

Es realmente motivante saber que el 50% de la felicidad que experimentemos se deba a factores genéticos, el 10% a circunstancias y factores externos y el 40% restante se deba a las actividades que elegimos realizar, gran parte de la felicidad que podamos experimentar no depende de factores externos o el resultado de los mismos, sino de las actividades que nosotros mismos decidimos llevar a cabo, por ejemplo, correr, jugar, compartir, emprender, leer, etc.

Por ello la importancia de que al momento de emprender una idea de negocio se decida incursionar en un giro de negocio o una industria que verdaderamente nos llame la atención, que nos apasione; ya que al inicio sino es que durante toda la trayectoria estaremos ligados los 7 días de la semana a leer sobre esa industria, aprender más sobre nuevas metodologías o tecnologías, asistir a eventos que amplíen nuestros contactos, etc.  En fin estaremos en cierta forma obligados a sumergirnos en actividades que si no forman parte de nuestros gustos llegaremos el punto de sentir y vivir infelicidad e insatisfacción que se traducirá en malos y bajos resultados.

Es sorprendente entender que ni el dinero, ni el estatus social conforman altos grados de valoración al momento de ser feliz.  Cómo bien se presenta en el documental, no podemos elegir las cosas que nos suceden, pero si podemos hacer elecciones con las cosas que nos suceden.

3 ideas prácticas sobre la poca importancia del dinero en la felicidad

  1. Cubiertas tus necesidades básicas, no hace falta el dinero para comprar más felicidad.
  2. Si crees que el dinero no compra felicidad, habla con un mendigo.
  3. Si crees que el dinero compra felicidad, pregúntale a Bill Gates

Esto nos hace pensar que si el dinero fuera realmente la felicidad ambos (mendigo – Gates) acordarían y estarían de acuerdo en la respuesta, ¿no crees?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espacio Publicitario Aquí