Espacio Publicitario Aquí

Sueños sin metas, son solo eso, sueños; CARTA A UN EMPRENDEDOR.

son sólo eso, sueños

Es muy común decir, sigue tus sueños, no importa lo que suceda síguelos, pero este pequeño texto involucra aún más que solo seguir los sueños…

A los sueños los solemos relacionar con la niñez o con simples ideas que las personas tienen pero que no pueden cumplir…  Dejamos de soñar por creer que somos muy grandes ¿? 

Del presente año llevamos exactamente 15 días y se me vienen a la mente muchas preguntas, preguntas tales como ¿llevo 15 días cumpliendo con los propósitos que me fije hace 2 semanas? ¿eran reales los objetivos o solo simples “sueños”?

Pareciera que los sueños son eso, ideas vanas, ideas de situaciones que probablemente cumpliremos, nosotros mismos desde el inicio de un sueño matamos la realización del mismo.

 Autoevaluandome he llegado a la conclusión que los sueños deben ir acompañados de pequeños pasos, de pequeñas metas, que poco a poco vayan dando lugar a esa gran situación que tanto he adornado en mi mente.

También he logrado ver que los pequeños pasos con el transcurso del tiempo se vuelven muy significativos en el cumplimiento de objetivos, todo empieza con pequeños pasos; es increíble leer muchas historias de éxito que empezaron con pequeñas acciones, no con pequeños sueños, sino con uno muy grande acompañado de pequeñas acciones.

Yo invito a dejar atrás prejuicios, mentalidades de pobreza y autolimitaciones para verdaderamente explotar y explorar el mundo de oportunidades que tenemos día tras día para cumplir con pequeñas acciones esos grandes sueños que tenemos.

Últimamente he estado cerrando varios “negocios”  iniciando muchos proyectos, proyectos de emprendimiento, de liderazgo y de negocios a largo plazo… y a mi también me invade a veces la autolimitación de creer que no resultarán, de creer que son solo sueños, como tantos otros más y es ahí cuando inicio con pequeñas acciones, automáticamente veo y me doy cuenta que esos sueños inalcanzables se vuelven cada vez más reales.

En todo negocio en sus inicios tiene incertidumbre, miedos, dudas, etc. Pero tengo la verdadera confianza que si inicia por el cumplimiento de un sueño no tengo la menor duda que será algo que valdrá la pena, porque el sueño nos saca de la zona de confort, nos alegra el día con solo el hecho de pensarlo y no es de extrañarse que hasta suspiremos cuando hablamos de el.

No nos limitemos a soñar, busquemos, luchemos y pongamos en juego todo nuestro talento por hacer de esos sueños lindas realidades.

Que esos emprendimientos y esas iniciativas sean la mayor de nuestras aventuras y el más grande de nuestros sueños.

1 millón de gracias por leerme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espacio Publicitario Aquí